“La Minerva no representa la belleza de la ciudad ni de sus mujeres”

Por: Saúl Justino Prieto Mendoza (@JPMSaul)

Fea, pagana y hasta mala para bailar (bueno, el último calificativo no), así se apreciaba a la “Fuente Minerva” o estatua de la Minerva por lo menos en el diario El Informador de la década de los 50:

“La glorieta-fuente, dedicada a la pagana diosa Minerva, no fue una feliz realización arquitectónica, en cambio sus juegos de agua e iluminación son brillantes. A la obra se le llamará oficialmente ´Glorieta Guadalajara’, pero la estatua que la corona y que pretende ser Minerva, no puede representar la belleza de nuestra ciudad y mucho menos la de sus mujeres”. Decía el pie de foto de una imagen publicada en la década mencionada, posterior a la inauguración de la fuente Minerva que se llevó a cabo el 15 de septiembre de 1957 a las 7 de la noche, según relata El Informador de ese día. La ceremonia fue presidida por el entonces gobernador Agustín Yáñez, y amenizada por juegos pirotécnicos.

minerva mujeres.png

minerva inauguración.png

Desde esas fechas la Minerva era foco de polémica hasta por cuestiones estéticas, pero a pesar de eso la estoica figura ha visto pasar decenas de temporales, sismos, festejos deportivos y hasta una celebración en honor a Leonardo Dicaprio, que ganó un Oscar este año.

Pero fue hasta la actual administración municipal, casi 60 años después de la inauguración de la Fuente, que se animó a revisar la estatua, la cual tiene un balazo, debilitamiento de la estructura y un vacío por dentro, y cómo no después de que la señalaran de horrenda.

El tope presupuestal que definió el Ayuntamiento fue de 8 millones de pesos para la rehabilitación. Pero las acciones quedaron en intenciones porque se expusieron irregularidades como carencia de autorizaciones, asignaciones directas y falta de consultas. Otra de las polémicas fue la cifra de presupuesto asignado, sin embargo, vale la pena revisar lo que han invertido el gobierno municipal y la Secretaría de Cultura Jalisco, y en cuánto se valúan los inmuebles representativos de la ciudad para conocer qué tal oneroso es el presupuesto.

Valor de la Minerva

El tope presupuestal de ocho millones para la rehabilitación de la Minerva representa la cuarta parte de su valor total. De acuerdo a la lista de bienes inmuebles del Ayuntamiento de Guadalajara, el valor de la Glorieta y la Fuente a Minerva es de 33.1 millones de pesos. Si bien no se tiene cuantificado un valor del monumento y la fuente, debido a su origen artístico, la glorieta sí tiene un costo.

Empero, no es el inmueble más caro de la ciudad. Los cinco inmuebles más costosos en Guadalajara son:

Puente Vehicular “Circunvalación – Ávila Camacho”           2 mil 338 millones de pesos

Planta Procesadora de basura Los Laureles           2 mil 053 millones de pesos

Parque Oblatos  Mil 350 millones de pesos

Cementerio Mezquitán   Mil 116 millones de pesos

Vialidad Calzada Independencia  911.1 millones de pesos

O estos que, si bien no son los más costosos, pueden ser representativos de la Secretaría de Cultura Jalisco:

Teatro Experimental de Jalisco   17.7 millones de pesos

Casa de las Artesanías Jaliscienses            24.1 millones de pesos

Foro de Arte y Cultura    53.7 millones de pesos

Teatro Degollado            196.9 millones de pesos

Tomando en cuenta los valores de otros inmuebles, el de la Minerva y el de su rehabilitación no parecen tan costosos. Y la cifra se hace menor tomando en cuenta lo que han invertido para dar mantenimiento a monumentos, edificios o estructuras patrimoniales y artísticas.

Costo de rehabilitación, por debajo del promedio anual

El tope presupuestal para la rehabilitación de la Minerva es menor al promedio anual que el mismo gobierno municipal ha invertido para estos fines.

Desde 2010 a la fecha, el Ayuntamiento ha invertido 14.7 millones de pesos cada año, en promedio, para el “mantenimiento y conservación de inmuebles” según informó su unidad de transparencia tras una solicitud de información. En total fueron 103.2 millones de pesos dirigidos a rehabilitar inmuebles del gobierno en el lapso mencionado.

Otra muestra la da la Secretaría de Cultura Jalisco, la cual notifica tras una solicitud de transparencia, que ha presupuestado 220.5 millones de pesos para la conservación, restauración y rehabilitación de inmuebles durante los últimos seis años. Un promedio anual de 36 millones, comparado con el dinero para la Minerva es apenas la sexta parte.

No se hizo una polémica por los 38 millones de pesos que la Secretaría invirtió con el fin de rehabilitar el Instituto Cultural Cabañas durante los últimos dos años para que sigan armando fiestas los funcionarios y amigos de funcionarios… perdón, para mantener un espacio Patrimonio de la Humanidad. O por los 4.5 millones que concedieron para el mantenimiento del Foro de Arte y Cultura.

La cereza

La próxima vez que quieras entrar a la “polémica” por ejemplo, en este caso de la Minerva vale la pena estar informado y no sólo ser portavoz de perspectivas partidistas o politizadas.

LaMinerva.jpg

 

Gobiernos emecesitas también rechazaron matrimonio gay

Por: Saúl Justino Prieto Mendoza (@JPMSaul)

Un día como hoy pero de hace un año (25 de julio de 2015), miles de personas marcharon en “defensa de los niños” o, en un sentido pragmático, en contra de la autorización legal para que parejas homosexuales se casaran. Sus protestas se basaban en joyas discursivas y argumentativas como estas (cortesía de Jalisco es Uno por los Niños):

 

manifestacion_jalisco_cristianviera

Foto: @cristianviera

Sin embargo, no fueron los únicos que no querían permitir la unión igualitaria. Se sabía que desde el Registro Civil se negaban las solicitudes de matrimonio de parejas gay, pero las administraciones municipales que llegaron al poder se manifestaron “aparentemente” a favor del matrimonio homosexual pero en la práctica no fue así.

A pesar de sus campañas a favor del matrimonio gay las administraciones emeceistas (del partido Movimiento Ciudadano) de Zapopan y Guadalajara negaron solicitudes. La cifra, obtenida mediante una solicitud de Transparencia a los ayuntamientos, indica que en 2015 y 2016, cuando ya habían entrado en funciones, negaron 28 peticiones de parejas homosexuales que buscaban casarse.

De hecho, dos de estas fueron en febrero, después que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como inconstitucionales los artículos del Código Civil que señalaban que el matrimonio sólo pueden celebrarlo un hombre y una mujer.

La negativa de la unión se dio a pesar de que el alcalde tapatío Enrique Alfaro publicó en su cuenta de Facebook, días después de este hecho, que garantizaba los derechos constitucionales de todas las personas, y por lo tanto, no había ninguna restricción especial para estas parejas.

Las incoherencias del primer edil no se originan desde que lidera el Ayuntamiento de Guadalajara, ya que mientras estaba en campaña dijo que no se necesitaba hacer ningún cambio en la legislación para que los homosexuales se casaran, según cita una nota publicada por el diario Milenio Jalisco.

Por su parte, el alcalde de Zapopan Pablo Lemus, comentó en la misma publicación que estaba a favor de la “unión de parejas del mismo sexo”, pero no del “matrimonio igualitario”, ya que este último permitiría la adopción de niños, con lo cual no está de acuerdo.

La lucha por la igualdad de derechos data de mucho tiempo. Un ejemplo de esto es la historia de Zaira y Martha, a quienes les negaron pláticas prematrimoniales en el Sistema DIF Jalisco (que depende del Gobierno de Jalisco y que también se congratuló de la decisión de la SCJN), y que encontraron obstáculos en el Registro Civil para concretar su unión, pero fue finalmente en el 2013 cuando celebraron su matrimonio, el primero que llevan a cabo personas del mismo sexo.

La misma directora del DIF, Consuelo del Rosario González, arguyó que sólo estaban autorizados para asistir a esas reuniones parejas hombre y mujer. Pero pesó más el amparo que la pareja consiguió de parte del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil.

gobierno_gay

Las redes sociales gubernamentales se “pintaron” a favor del matrimonio gay.

La discriminación hacia la población Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) data desde hace centurias, y en Jalisco se ha perpetuado hasta épocas contemporáneas, ya que el ex gobernador Emilio González Márquez llegó a decir en un discurso público “¡CHINGUEN A SU MADRE!”… perdón, deja vu involuntario, que a él lo enseñaron “a la antigüita” y que por eso, para él, el matrimonio sólo podría darse entre un hombre y una mujer y “los otros”, le seguían dando “asquito”.

En contraste con el panorama adverso, también ha habido avances. Con la iniciativa del Gobierno de la República para legalizar en todo el país las uniones igualitarias se marca un hito en este tema. Faltan que entren en discusión iniciativas que siempre se han relacionado a este tema por su contexto polémico como el aborto, y la adopción por parte de personas homosexuales que, hasta ahora, tienen una percepción contraria entre las cúpulas de poder, a menos que se quieran volver a subir al tren del ma… del progreso.

La cereza

La palabra “matrimonio” tiene un origen etimológico que es aún discutido. Pero el más cercano se basa en la palabra matrem (madre), o también de las palabras matrem unions (unión común). Si quieres saber más da clic aquí.