Gobiernos emecesitas también rechazaron matrimonio gay

Por: Saúl Justino Prieto Mendoza (@JPMSaul)

Un día como hoy pero de hace un año (25 de julio de 2015), miles de personas marcharon en “defensa de los niños” o, en un sentido pragmático, en contra de la autorización legal para que parejas homosexuales se casaran. Sus protestas se basaban en joyas discursivas y argumentativas como estas (cortesía de Jalisco es Uno por los Niños):

 

manifestacion_jalisco_cristianviera

Foto: @cristianviera

Sin embargo, no fueron los únicos que no querían permitir la unión igualitaria. Se sabía que desde el Registro Civil se negaban las solicitudes de matrimonio de parejas gay, pero las administraciones municipales que llegaron al poder se manifestaron “aparentemente” a favor del matrimonio homosexual pero en la práctica no fue así.

A pesar de sus campañas a favor del matrimonio gay las administraciones emeceistas (del partido Movimiento Ciudadano) de Zapopan y Guadalajara negaron solicitudes. La cifra, obtenida mediante una solicitud de Transparencia a los ayuntamientos, indica que en 2015 y 2016, cuando ya habían entrado en funciones, negaron 28 peticiones de parejas homosexuales que buscaban casarse.

De hecho, dos de estas fueron en febrero, después que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró como inconstitucionales los artículos del Código Civil que señalaban que el matrimonio sólo pueden celebrarlo un hombre y una mujer.

La negativa de la unión se dio a pesar de que el alcalde tapatío Enrique Alfaro publicó en su cuenta de Facebook, días después de este hecho, que garantizaba los derechos constitucionales de todas las personas, y por lo tanto, no había ninguna restricción especial para estas parejas.

Las incoherencias del primer edil no se originan desde que lidera el Ayuntamiento de Guadalajara, ya que mientras estaba en campaña dijo que no se necesitaba hacer ningún cambio en la legislación para que los homosexuales se casaran, según cita una nota publicada por el diario Milenio Jalisco.

Por su parte, el alcalde de Zapopan Pablo Lemus, comentó en la misma publicación que estaba a favor de la “unión de parejas del mismo sexo”, pero no del “matrimonio igualitario”, ya que este último permitiría la adopción de niños, con lo cual no está de acuerdo.

La lucha por la igualdad de derechos data de mucho tiempo. Un ejemplo de esto es la historia de Zaira y Martha, a quienes les negaron pláticas prematrimoniales en el Sistema DIF Jalisco (que depende del Gobierno de Jalisco y que también se congratuló de la decisión de la SCJN), y que encontraron obstáculos en el Registro Civil para concretar su unión, pero fue finalmente en el 2013 cuando celebraron su matrimonio, el primero que llevan a cabo personas del mismo sexo.

La misma directora del DIF, Consuelo del Rosario González, arguyó que sólo estaban autorizados para asistir a esas reuniones parejas hombre y mujer. Pero pesó más el amparo que la pareja consiguió de parte del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Civil.

gobierno_gay

Las redes sociales gubernamentales se “pintaron” a favor del matrimonio gay.

La discriminación hacia la población Lésbico, Gay, Bisexual y Transexual (LGBT) data desde hace centurias, y en Jalisco se ha perpetuado hasta épocas contemporáneas, ya que el ex gobernador Emilio González Márquez llegó a decir en un discurso público “¡CHINGUEN A SU MADRE!”… perdón, deja vu involuntario, que a él lo enseñaron “a la antigüita” y que por eso, para él, el matrimonio sólo podría darse entre un hombre y una mujer y “los otros”, le seguían dando “asquito”.

En contraste con el panorama adverso, también ha habido avances. Con la iniciativa del Gobierno de la República para legalizar en todo el país las uniones igualitarias se marca un hito en este tema. Faltan que entren en discusión iniciativas que siempre se han relacionado a este tema por su contexto polémico como el aborto, y la adopción por parte de personas homosexuales que, hasta ahora, tienen una percepción contraria entre las cúpulas de poder, a menos que se quieran volver a subir al tren del ma… del progreso.

La cereza

La palabra “matrimonio” tiene un origen etimológico que es aún discutido. Pero el más cercano se basa en la palabra matrem (madre), o también de las palabras matrem unions (unión común). Si quieres saber más da clic aquí.

 

Anuncios