Un tercio de panaderías en la informalidad

Por Saúl Justino Prieto Mendoza

La industria panificadora carga gran parte de sus ventas a los negocios informales, mismos que podrían afectarse con el acuerdo tomado para reducción de sal en estos productos

Decenas de panes se reparten en un mostrador; los colores y aromas que se perciben al acercarse terminan por seducir los sentidos para, al final, saborearlos.

Este tipo de negocios y pequeñas empresas informales conforman el 30 por ciento del total de panaderías tradicionales en México. Según la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México se destacan también las empresas del tipo industrial, con procesos continuos de fabricación de mayor escala; la bollería; el pan blanco o integral; y la repostería.

Para el año 2009 se tenían identificados 37 mil 844 establecimientos dedicados a la fabricación de productos de panadería.

Una historia

Don Luis mantiene una panadería. Con cierta modestia platica sobre su experiencia en el oficio. Ahora, con 23 años dedicándose a la fabricación de pan, recuerda sus inicios, cuando comenzó a trabajar a los 17 años.

“Empecé a trabajar porque salí mal de la escuela y mi papá metió a una panadería, inicié de charolero, y en tres años, me hice repostero” explica Don Luis, al tiempo que sigue con sus pequeños ojos, y largos bigotes, a los clientes que llegan a su negocio; toma le dinero de la compra, regresa el cambio y continúa con la charla: “Primero uno llega de charolero, limpiando los hornos y las maquinas, después uno llega a la tabla, donde se moldea el pan. Ahí se decide si continúan o subes de nivel”.

En esta panadería, don Luis prepara alrededor de 600 bizcochos diarios, los cuales reparte la tercera parte a cada una de siete tiendas de abarrotes que compran sus productos. “Muchas cosas de este oficio están aquí” y el panadero señala su cabeza con un dejo de soberbia, y continúa, “a veces uno ve el librito pero la mayoría uno ya lo sabe”.

SJPMQué representa el pan en México

Según el Informe Nacional de Recursos Fitogenéticos de México para la Alimentación y la Agricultura 2006 (el más reciente), las hectáreas cosechadas de trigo se encuentran en tercer lugar, sólo después del maíz y el frijol.

Específicamente, el consumo de productos derivados del trigo fue de cinco millones 702 mil toneladas en 2010, de las cuales el 68% fue de tipo duro, para la elaboración de pan y pasteles.

A escalas mundiales, México consume 33 kilogramos por persona anualmente. La Unión Internacional de Panadería destaca a Alemania como el primer lugar en el consumo de este alimento con 106 kilos al año per cápita, con base en datos de 2007.

Ante estos niveles de consumo, el 12 de julio de 2012, el entonces presidente Felipe Calderón, anunció la firma del convenio por la reducción en un 10 por ciento del uso de sal en la elaboración de pan tradicional, pan blanco y bolillo.

El convenio fue firmado por la Industria Molinera de Trigo, que representa a más del 80% de la industria nacional, y por el grupo BIMBO.

Durante la firma del convenio Calderón decía: “Menos sal, es sinónimo de más salud. Menos sal, es sinónimo de menos gasto en salud, en México y los mexicanos, ahora y a futuro”. Mientras, el panadero don Luis menciona, “que Calderón que se ponga a hacer lo que sabe. A ver haz un pozole sin maíz”.

El “tablero” toma su pequeña calculadora y presiona las teclas que espolvorean harina, azúcar, y explica: “De un bulto de harina, salen 500 virotes, para esos se necesitan 400 gramos de sal”, y el resultado indica que se utilizan 1.25 gramos de sal por cada bolillo, cuando la recomendación de la Organización Mundial de Salud (OMS) son 5 gramos diarios.

La OMS, a partir del foro “Reducción del consumo de sal en la población” informó que del total de fallecimientos por enfermedades crónicas, el 30% se debieron a enfermedades cardiovasculares, provocadas, entre otros factores, por el consumo de sal.

Los brasileños consumen en promedio 11 gramos al día, los argentinos consumen 12 gramos, los canadienses 7,7 gramos, y los estadounidenses 8,7 gramos; los mexicanos consumen hasta 12 gramos diarios.

La hipertensión, es el principal factor de riesgo de defunción por infartos, accidentes cerebrovasculares e insuficiencia renal y cardíaca.Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo: el 80% de estas defunciones se deben a la hipertensión, el tabaquismo y la hipercolesterolemia.

 

De estos factores, la presión arterial elevada es la causa directa más importante de muerte en todo el mundo.

La reducción moderada de la sal en todo el mundo a una disminución de seis gramos diarios causaría una reducción del 24% de los accidentes cerebrovasculares y una disminución del 18% de las cardiopatías coronarias

Cinco de cada diez mexicanos tienen hipertensión y el factor modificable más sencillo para prevenir este mal es reducir el consumo de sal.

SJPM

 

Danzas y bailes en México a través del tiempo

Por: Alejandra Pedroza Marchena

El baile es una manifestación de sentimientos que además de identificar de manera individual, legitima a una cultura entera.

Clic en el reproductor para escuchar:

[Audio http://ia700202.us.archive.org/6/items/HistoriaDeLaDanza/HistoriaDeLaDanzaMaster.mp3%5D

Fotografía: facebook.com/rojajaja

Fuentes consultadas:
Medrano Luna, Gabriel. “Danza de los indios de Mesillas. Una danza de conquista en Tepezalá. Aguascalientes”. Editorial El Colegio de Michoacán. Zamora Michoacán, 2001. P.p. 84, 91-101. Disponible aquí.
Arturo Aguilar Ochoa. “Anotaciones, La invitación al baile de Clementina Díaz y de Ovando”. Disponible en Revista Imágenes.

El juego de pelota: símbolos y estructura

Por: Sofía L. Bejarano, con información de Andrea Martínez.

[Audio http://ia700102.us.archive.org/6/items/JuegosDePelotaTiempos/JuegoDePelotaTiemposDeEnfoqueSofa.mp3%5D

Aro del Juego de pelota. Imagen de eltriangular.info

Cancha de juego de pelota. Imagen: chunche.net

La atracción sexual y algunas costumbres mexicanas que la rodean.

Del gusto por alguien al matrimonio.

Por: Alejandra Pedroza Marchena

Foto: Mariana Espinoza

Cuando Mafer Valdés está frente a él siente un dolor en la panza,  no puede dejar de verlo, le pega y pone su pie a su paso esperando alguna caída. Ella espera llamar su atención  y admite que lo espía en facebook.   Mafer tiene 15 años y así es cuando siente atracción por algún chico.

Armando Morales espera ansioso un mensaje en su celular de la muchacha que le gusta. Le interesa saber más de ella, qué le gusta y cómo es. Él, de 20 años,  se siente atraído por alguien cuando no puede dejar de mirar a esa persona o siente la necesidad de volverla a ver.

Luego de la atracción, viene la necesidad de acercarse Foto: Francisco Urenda

La atracción sexual es el deseo que se tiene por llevar a cabo algún tipo de contacto, intercambio o relación sexual, así lo explican Juan Fernández y otros especialistas de la Universidad de Oviedo. Por su parte, José Bustamante y Juan G. Borrás afirman que la misma atracción “induce al acercamiento de una persona a otra”, y para lograr dicha cercanía se ponen en práctica estrategias de cortejo que,  eventualmente con su repetición, se vuelven costumbres.

Dar vuelta a la plaza alrededor del kiosco para encontrar a esa persona especial, es un hábito que inició en México en la época colonial y hasta la fecha se mantiene en algunos poblados, explica la historiadora Patricia López Sánchez.

Desde la colonia se acotumbra dar vueltas a los kioscos. Foto: Alejandra Pedroza Marchena

Ella misma explica que en la época prehispánica no había oportunidad de lo que hoy se conoce como ligue pues, los padres eran quienes se encargaban se arreglar las relaciones de sus hijos (as), muchas veces sin consultarles.

Por otro lado, en la cultura mixteca la expresión de la atracción se ha mantenido similar con el paso del tiempo. Se da a través de miradas, cartas y cruces de palabras. Todo esto a escondidas de las autoridades familiares, así lo cuenta Raquel Sagaón Infante, investigadora de la UNAM.

Joven de la cultura mixteca oaxaqueña. Foto: informador.com.mx

Javier Barrios es un joven de 21 años que cuando siente gusto por alguna chica la invita a salir, deja que ella escoja el lugar y trata de comportarse lo más agradable posible. “Le digo cosas lindas, para que le guste estar conmigo, pues a mí me gusta estar con ella”.

Desireé Durán por su parte, a sus 18 años se define como alguien que no sabe ligar, frente a alguien que le gusta dice vestirse más elegante, verse bien y llamar la atención.

Foto: elantrodelosvampirosyotrosmonstruos.blogspot.com

Foto: elantrodelosvampirosyotrosmonstruos.blogspot.com

Luego de las vueltas en la plaza, como apunta Patricia López, si las señales coincidían entre uno y otra, el hombre iba a la casa de la dama a presentarse con los padres y hacer oficial la relación. Se procede entonces al noviazgo.

Desde una perspectiva antropológica, Matilde Bautista Morente  refiere al noviazgo como una “instancia reguladora de la pareja antes del matrimonio”, período en el que se permite conocer más a la persona que posiblemente se elegirá para matrimonio. Bautista aclara que el noviazgo  tiene sus propias variedades culturales, de acuerdo a la zona.

La variaciones de los noviazgos son de acuerdo a la pareja y a la zona. Foto: Juan Rocha

La etnia de los zoques en Chiapas ha mantenido la costumbre de que el hombre busca a la mujer, para comenzar un noviazgo, pero con la intención de casarse. En el grupo de los costumbrereros, las parejas tienen entre 13 y 16 años y pueden ser de la misma localidad, e incluso, familiares, según explica Raquel Sagaón.

Los mixtecos, por su parte, escribe Sagaón, inician con citas y cuando establecen su noviazgo, no pasa de una relación inocente de abrazos o “besos tímidos”.

Niños Zoques que actualmente residen en Chiapas. Los zoques mantienen algunas de sus costumbres de parejas. Foto: multimagen.com

Respecto al lugar donde se lleva a cabo el cortejo y el noviazgo, Patricia Hernández declara  que se han cambiado las reuniones de los enamorados en el kiosco por las visitas a los centros comerciales.

CONTINÚA EN LA ENTRADA ANTERIOR

La atracción sexual y algunas costumbres mexicanas que la rodean (segunda parte)

CONTINUACIÓN

Por: Alejandra Pedroza Marchena

“Una fiesta o un concierto es un buen lugar para ligar”, expresa Javier Barrios aunque aclara no frecuentar lugares “para buscar chicas”. Pero asegura preferir sitios donde se concentren personas de distintas edades y gustos.

Diego Sigala es un joven de 15 años, para él, algún lugar donde disfrute al estar con esa persona debe estar grande y ser visitado por mucha gente. En ocasiones asiste a antros, pero dice preferir los parques.

El cortejo y encuentros de noviazgos en muchas ocasiones se da en espacios públicos. Parque Morelos. Foto: Alejandra Pedroza Marchena

Matilde Bautista coincide en lo anterior al referir que en España, los espacios de reunión son lugares públicos y ejemplifica con fiestas, misa y bailes, como ocurre en este país.

Esta serie de encuentros que surgen de las necesidades emergentes al sentir atracción sexual, en ocasiones se establecen como noviazgo y otras tantas terminan en formalizarse como matrimonio.

El noviazgo se llega a formalizar con el matrimonio. Foto: Mariana Espinoza

El investigador Julio G. Gaviria Sánchez define al matrimonio como “una institución que da lugar a un vínculo jurídico, que origina una comunidad de vida en la que marido y mujer deben respetarse y ayudarse mutuamente y actuar en interés de la familia”

El matrimonio ha fungido como institución desde épocas prehispánicas y varias costumbres alrededor de éste siguen vigentes.  Los hombres huicholes por ejemplo,  practican la poligamia y el hombre elije a la pareja aunque en ocasiones, los padres buscan un acuerdo, apunta Samuel Fernández Ávila.

Los hombres huicholes practican la poligamia. Foto:expedicion.com

Entre los tlalpanecos en Puebla,  en distintas situaciones no había boda pero el novio estaba obligado a dar dinero al papá de la que fuera su esposa. Por su parte, otros que también eran polígamos fueron los hombres aztecas y podían tener matrimonios definitivos, provisionales o simplemente vivir en concubinato si no tenían los recursos para celebrar una boda, explica Sagaón Infante.

Aún en la actualidad, una opción para los mexicanos en comunidades rurales que no tienen facilidades para hacer una fiesta de matrimonio es robarse a la novia o la fuga de los novios, “así se permite la formación de parejas sin un gasto excesivo y sin cuestionar la moralidad discursiva de las comunidades”, aclara la investigadora Ana Amuchástegui Herrera y explica que la influencia de la iglesia católica todavía tiene peso en la experiencia sexual de las personas.

En muchos casos, las familias comenzaron por la atracción sexual que sintieron los padres. Durante este proceso se llevaron a cabo una serie de prácticas de acercamiento y conocimiento las cuales, se mantienen alrededor de las costumbres que se han dado en nuestro país desde hace siglos atrás, transformándose a lo largo del tiempo y definiéndose de acuerdo a su zona.

El gusto por otros conlleva una serie de prácticas, muchas de ellas con tintes de tradición. Foto: Juan Rocha

Fuentes consultadas:
-Ana AmuchásteguiHerrera. Virginidad e iniciación sexual en México. Disponible en Equidad
-José Bustamante y Juan J. Borrás Valls. La atracción sexual. Disponible en Pulevasalud
-Juan Fernández et alt. Dimensionalidad de la atracción sexual.  Disponible en Redalyc
-Julio V. Gavidia Sánchez. Uniones homosexuales y concepto constitucional de matrimonio. Disponible en cepc
-Matilde Bautista Morente. Apuntes etnográficos sobre costumbres de noviazgo y fiestas de galanteo.  Disponible en familias-mexico.
-Patricia López Sánchez citada por Miguel Camacho. El ligue, una mirada histórica. Disponible en noticierocentral
-Raquel Sagaón Infante. El matrimonio y el concubinato. Disponible en bibliojurídica
-Samuel Fernández Ávila. Derecho y costumbre en los pueblos indígenas de Jalisco. Disponible en Jurídicas UNAM


Juegos, artesanías, exposiciones: Pabellón Multicultural

  

Por:  Andrea Y. Martínez Parrilla y Sofía L. Bejarano  

Con motivo del Bicentenario de la Independencia y del Centenario de la Revolución, se ha instalado en la explanada del Instituto Cultural Cabañas, el pabellón México Multicultural, el cual, según  el periódico El Informador es importante porque pretende dar a “conocer el papel que desempeñaron los indígenas en los dos movimientos armados de 1810 y de 1910, a través de documentos históricos y fotografías (…)”  

Pabellón Multicultural, Fotografía: Sofía L. Bejarano

 

El Pabellón  itinerante, fue inaugurado el domingo  8   de agosto.  Cuenta con tres salas, en las cuales se  localizan pantallas interactivas con fotografías  e información de los diferentes pueblos indígenas del país. Además,  a través de los contenidos audiovisuales y de exhibición  se muestra la variedad cultural, música   y trabajos artesanales que realizan.  

La exposición, Fotografía: informador.com.mx

 

También en él se pueden apreciar  más de 50 fotografías de las diversas culturas, que exponen su costumbres, vestimenta y formas de vida;  más de 40  retratos de la participación de los indígenas en la Revolución Mexicana;  artesanías  de diferentes matices y figuras  como  morrales, ollas, trabajos en chaquira e hilos; mantas bordadas, platos de 1810, un rebozo de 1910, máscaras, jarras,  entre  otras artesanías.  

Artesanías y vestimenta, Fotografía: Sofía L. Bejarano

 

Alejandra Mora, quien forma parte de la logística de este pabellón, como  ayudante voluntaria haciendo múltiples actividades, comenta que sí ha habido flujo de personas y agrega que tan sólo el sábado catorce de agosto, hubo más de 2 mil visitas, este número manifestado a partir de los datos que da un contador especial que se encuentra al ingreso.  Ella también comenta que ha habido público de todas las edades, incluso, dice  haber notado que a las personas sí les agrada el pabellón, pues explica: “Lo veo en sus caras”. 

Muchos colores, collares, aretes, anillos, Fotografía: Sofía L. Bejarano

 

Este pabellón incluye una exposición de artesanías de distintas culturas entre ellas la Wixárika y Purépecha. Se encuentran desde pulseras, aretes y collares hasta, bolsas, blusas y chales. Además de esto, los sábados y los domingos se presentan dos juegos de destreza mental, los cuales fueron jugados años atrás por culturas indígenas; Pitarra y K´uilichi ch´anakua.  

Forrados de chaquira, Fotografía: Sofía L. Bejarano

 

Carlos Hernández, Presidente de la Asociación de Juegos y Deportes Autóctonos del Estado de Jalisco, explica que la determinación de promover estos dos juegos en el pabellón fue porque se encontraron unos petroglifos en varios municipios de Jalisco donde se ejemplifica el K´uilichi ch´anakua.  

Tablero de k´uilichi ch´anakua, Fotografía: purhepecha.com.mx

 

Además porque dos personas de Michoacán, compartieron sus conocimientos respecto a cómo jugarlo. Por su parte, Pitarra, fue aprendido por el propio Hernández en el estado de Hidalgo. De estos juegos, señala Hernández el ´porqué de promoverlos:   “La idea es tener un diálogo intercultural”  y agrega: “La gente ve y dice, ay un juego nuevo. Y resulta que ya tienen muchos años”.  

Esta muestra cultural,  estará hasta el domingo 22 de agosto en Guadalajara. Posteriormente se  irá a Monterrey, después a  San Cristóbal de las  Casas,  para culminar en el Museo de Antropología e Historia de la Ciudad de México.  

Personas observan, Fotografía: Sofía L. Bejarano

 

Para saber más:  

  

  

  

  

Fuentes consultadas:
Gracía Bermejo Carmen, Pueblos indígenas: protagonistas invisibilizados por la historia, versión en línea de El Financiero, a través del Fondo de Cultura Económica. http://www.fce.com.mx/prensaDetalle.asp?art=33114&dia=10&mes=3&ano=2010, 2010.
Nota de El Informador versión en línea, http://www.informador.com.mx/cultura/2010/224409/6/pabellon-mexico-multicultural-arranca-en-guadalajara.htm,2010.

Inicio de la atracción sexual: la adolescencia

Por: Sofía L. Bejarano

Las transformaciones físicas tales como el crecimiento del cuerpo y  del vello, la llegada de la menstruación en las mujeres,  el cambio de voz en los hombres, entre otros factores, indican que el cuerpo deja su estado de  niñez para llegar a otra etapa del su desarrollo, la adolescencia; dicho lapso  según la profesora en  Psicología Evolutiva Hiroshima Palacios De Muñoz    “Suele comenzar a los 12 y 14 años en la mujer y en el hombre respectivamente y terminar a los 21 años”

 

Imagen: blogsome.com

Este cambio corporal se debe al incremento de producción de  hormonas sexuales,  las cuales provocan  el desarrollo de los órganos  reproductores  y secundarios además del deseo hacia los demás.

Imagen: elconfidencial.com

En este lapso los adolescentes comienzan a sentir atracción por otras personas, debido a que dichas hormonas  aumentan la motivación sexual; esto induce a que los jóvenes tengan sus primeras experiencias sexuales; Javier Gómez Zapiain Profesor de Psicología de la Sexualidad,  explica que  los hombres tienden a tener “Fantasías  eróticas, excitación espontanea y de comportamientos explícitos como la masturbación, los orgasmos nocturnos involuntarios y la frecuencia de relaciones compartidas”.

No obstante, las mujeres también expresan dicha motivación por medio de  fantasías y masturbación, pero no sienten con frecuencia necesidad por estar con otra persona íntimamente, esto se debe a que la testosterona no incita esa necesidad,  expone Zapiain.

 

Imagen: jessicaflores.cl

Según las etapas del desarrollo psicosexual, Sigmund Freud  denomina  a esta época como  “Genital”, ya que corresponde a una sexualidad madura.  También, en este ciclo  de cambios,  los jóvenes adquieren el sentido de su identidad, “Enfrentan las nuevas  responsabilidades que implican poseer un cuerpo capaz de reproducirse,  de elegir una pareja y una vocación”. Así lo expone en la fase cinco, de  su teoría del desarrollo humano,  Erick Erikson.

La adolescencia solo es comienzo de la atracción sexual, en la cual  inicia la exploración de   nuevas sensaciones, emociones cambios corporales y hormonales    que provocan el  gustos por las otras personas.