Viejos tienen que acompañar a jóvenes en grito por Ayotzinapa: Gutiérrez Vega

Por: Andrea Martínez Parrilla (@amzpar)

Si se le pide un autógrafo a Hugo Gutiérrez Vega, más vale no sorprenderse. Su esposa, Lucinda Ruiz Posada, se apodera de la pluma y pregunta: “¿Para quién es?” Ella escribe las dedicatorias; él hace lo suyo con la firma. La mano de don Hugo tiembla. Su pulso le alcanza para dibujar un garabato al pie del “Para fulanita de tal con agradecimiento”.

El andar de Gutiérrez Vega es lento, siempre apoyado de los brazos de al menos una persona. Al tomar la palabra en la ceremonia de entrega del título de Doctor Honoris Causa, por parte de la Universidad de Guadalajara, lo primero que comparte es un chascarrillo: “Fernando (del Paso), me vine caminando, la próxima vez te toca ti”. Pero también se da tiempo para denunciar: “A esta reunión faltaron tres estudiantes de la UdeG y 43 de Ayotzinapa”.

Hugo Gutiérrez Vega luego de recibir título de doctor Honoris Causa de UdeG. Foto: Alfonso Martínez.

Hugo Gutiérrez Vega luego de recibir título de doctor Honoris Causa de UdeG. Foto: Alfonso Martínez.

A sus 80 años este poeta y periodista cultural dice que no puede hacer mucho por los jóvenes. “Por lo menos, los viejos tenemos que gritar con ellos, en ellos está el cambio”. Y es que ahora el mayor peligro son los jóvenes, pues se manifiestan y los golpes de las autoridades han sido en su contra, sentencia.

“El panorama de México se oscurece. No hay avances en materia de seguridad pública”; Gutiérrez Vega no cree que haya muchas opciones, por lo que insiste, la propuesta tiene que emerger de los muchachos. A pesar de que considera difícil la posibilidad de que aún vivan los 43 estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, menciona que el movimiento tiene que seguir para lograr la justicia, pues “la corrupción y la impunidad son lo que más daña al país”.

Los medios de comunicación públicos, principalmente de universidades, pueden contribuir al cambio, indica Gutiérrez Vega. ¿Qué pasaría si todas las universidades del país, por ejemplo, tuvieran una televisora?, cuestiona este escritor. Así “Emilio Azcárrga tendría de qué preocuparse, pero de momento está muerto de risa el cabrón”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s