Convicción y no obligación

Foto: C. Espinoza

Este fue un día de demostrar un repudio de los asistentes a la marcha alterna por las reformas neoliberales que se han impuesto en el país.Foto: C. Espinoza

Por: Miguel A. Coria

“Asistimos por convicción moral”, cuenta uno de los manifestantes que salió desde las afueras del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) rumbo a Plaza de Armas, en una protesta independiente por el Día Internacional del Trabajador, en el Centro Histórico tapatío.

Sindicatos independientes, grupos comunistas de la Tercera y Cuarta Internacional, anarquistas, feministas, comunidad Lésbico Gay Bisexual, Transexual (LGBT), habitantes de Temacapulín, grupo de mototaxistas, e incluso hinchas de los equipos Guadalajara y UNAM asistieron por principios ideológicos a diferencia de otros sindicatos y organizaciones que acudieron por “obligación” horas antes.

Lo que en tiempos de la posrevolución fuera un día de fiesta y discursos largos a través de una central obrera a nivel nacional, dirigida por el político marxista, Vicente Lombardo Toledano, ahora es un día de demostrar un repudio de los asistentes a la marcha alterna por las reformas neoliberales que se han impuesto en el país.

Al llegar a Plaza de Armas, los diversos colectivos escucharon el discurso de algunos activistas sociales jaliscienses. Foto: C. Espinoza

Al llegar a Plaza de Armas, los diversos colectivos escucharon el discurso de algunos activistas sociales jaliscienses. Foto: C. Espinoza

El contingente fue encabezado con una pancarta cuya frase decía: “Por nuestros derechos laborales, todos contra las reformas estructurales”, además de un sujeto disfrazado del presidente Enrique Peña Nieto con un látigo (al estilo de un soldado romano) pegándole a una persona con una máscara blanca y dos pancartas, adelante con un signo de pesos y atrás con una que traía la frase “Constitución. Ley Federal del Trabajo”.

Atrás de ellos, un colorido de banderas rojas y negras que han identificado al movimiento obrero internacional durante décadas.

“Obrero, hoy es tu día, dale en la madre a la burguesía”, “Aplaudan, aplaudan, no dejen de aplaudir. El pinche Gobierno se tiene que morir”, “Gobierno fascista, te tenemos en la lista”, “Diputados y senadores, todos son una bola de traidores”, “El pueblo unido, jamás será vencido”, “Hay que acabar, hay que acabar, con el charrismo sindical”, “Arriba, arriba arriba, arriba con fuerza y con valor, que en Jalisco se prepara, que en Jalisco se prepara ¡Pim, pam, pum! La revolución”, entre otros cánticos se hicieron escuchar durante el trayecto por avenida Alcalde.

Un grupo de mototaxistas participó de las protestas el 1 de mayo. Foto: C. Espinoza

Un grupo de mototaxistas participó de las protestas el 1 de mayo. Foto: C. Espinoza

Al llegar a Plaza de Armas, los diversos colectivos escucharon el discurso de algunos activistas sociales jaliscienses, a excepción de los seguidores anarquistas, que ellos y sus banderas negras se dirigieron al Monumento de los Flores Magón que está situado en el Parque Revolución.

¿Por qué el Día de los Trabajadores?

El 1 de mayo de 1886, en la ciudad de Chicago, Estados Unidos, se desató una huelga obrera general encabezada por grupos anarquistas donde exigían jornadas laborales de ocho horas al día, ya que en esos tiempos, los trabajadores laboraban entre 14 a 16 horas diarias.

La huelga general fue reprimida duramente por la policía durante los siguientes tres días, hasta que el 4 de mayo, una bomba fue lanzada hacia los oficiales, con la cifra de un elemento muerto, lo que ocasionó que los guardias dispararan sobre los manifestantes, donde varios obreros fueron acribillados por las fuerzas del orden.

En la actualidad esta fecha es celebrada a nivel mundial por los obreros. Foto: C. Espinoza

En la actualidad esta fecha es celebrada a nivel mundial por los obreros. Foto: C. Espinoza

A raíz del incidente, autoridades y prensa estadounidense condenó el acto hacia la policía y realizó una campaña en contra de los trabajadores, lo que provocó un juicio de forma ilegítima hacia ocho sindicalistas anarquistas, seis de ellos fueron condenados a cadena capital.

A ellos se les conoce como los Mártires de Chicago. Después, el sector patronal cedió y decidieron otorgar la jornada laboral de ocho horas.

En 1989, durante el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional, que se celebró en la ciudad de París, decidieron crear el Día Internacional del Trabajador, en homenaje a los caídos por la defensa de los derechos laborales.

En la actualidad esta fecha es celebrada a nivel mundial por los obreros, a excepción de Estados Unidos y Canadá, donde lo celebran el primer lunes de septiembre.

Anuncios

Un pensamiento en “Convicción y no obligación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s