"¡No manches, nunca había visto así a Chapu!”

Por: Alejandra Pedroza Marchena

Una pizca de lo que se vivió anoche entre el público del concierto 212 de RMX

Foto: vivirguadalajara.com

Los pasos muestran nuestras ganas de llegar y dejar atrás las varias cuadras que se han caminado desde donde hubo espacio para  estacionar el vehículo.

Nuestro paso lo interrumpe el monumento de la Madre Patria, en los inicios del Paseo Chapultepec, al cruce de Avenida México. La imponente mujer esculpida y la bandera con la que se cubre, recuerda nuestro sentimiento mexicanista y quizá entre tanto patriotismo, no nos olvidamos que el concierto de esta noche lleva por apellido: Bicentenario.

Sobre la explanada que rodea a la estatua cientos de pies se mueven dispares, entre tantos, los de mi grupo de amigos.

Estatua de la Madre Patria Foto: guadalajara.net

Los dedos alargados de Blanca Valdepeña encintados en sus huaraches, los tennis miniatura de Fátima Pedroza y el par de tennis con forma de torta de Juan Rocha, junto con mis calzados rojos nos acercamos con dos pares de pies más, Fer y el Borre, los primeros y no últimos amigos que nos encontramos esa noche.

En pos de comprar bebidas con tintes etílicos se decidió cruzar la calle rumbo al súper mercado, el que extrañamente a casi una hora de haber caído la noche, ya estaba cerrado.

Un letrero de vinos y licores con luces moradas nos llamó. Con la certeza del complemento que hacen el comerciante de alcohol y el joven enfiestado, llegamos al lugar rodeados de una multitud con las mismas ganas que nosotros.  Del lugar se regresaban caravanas y pronto averigüamos:

-No podemos vender, el Ayuntamiento nos prohibió

-Un six no más

Nohombre, luego nos multan, pero…

-Qué

-Quieren saber quién vende, pero háganla seria eh, miren discretamente

-Quién, quién -Se escuchan en desorden y acelerados por cierta ansiedad.

-Allá enfrente hay un muchacho gordito de camisa naranja. ¡Pero háganla discre eh! ¡No se le amontonen!

-¿Y el porqué vende?

-Pues porque me compró antes de que el Ayuntamiento viniera. Pero no crean que es de aquí mismo ¡Eh!- Nos aclara sin haberle preguntado -Él las anda vendiendo por su cuenta.

Cuando me acerqué con el mentado joven, mis amigos ya se habían adelantado y me recibieron gritándome insatisfechos el precio

-¡Qué a cien el six!

-¡Ah no mames, mejor sin pisto!

-¡La neta que sí!

-Eso es para los adictos al alcohol, o para los ricos. Vámonos- Concluimos.

Unos seis pares más de zapatos se unen a nosotros, más amigos que encontrábamos. Ahora sí es tiempo de deleitarnos con lo que la estación radiofónica RMX tiene para nosotros y que con tanta enjundia se había anunciado.

Por sugerencia de una de integrante del grupo, nos fuimos  por una calle paralela a Avenida Chapultepec, bajo la sentencia: “Allá está muy lleno y casi no se puede caminar”.

Concierto en Avenida Chapultepec. Foto: last.fm.com

El comentario me inquieta, había estado en bastantes conciertos en ese sitio, con un escenario o más de tres, sobre la calle cerrada o en el camellón. No puedo imaginar algo más de lo que ya había visto, tampoco me atrevo a creer lo que antes escuché.

Después de haber rodeado para evitar apretujones llegamos al escenario principal, no se alcanza a distinguir dónde comienzan y dónde terminan las manos que brincan al ritmo de Liquits.

Liquits en escena. Foto: latinalternative.com

Nos movemos para arriba y para abajo entre la masa y a la siguiente canción decidimos aprovechar los cuatro escenarios que este concierto presume.

El paso es lento, con codazos y repegones en algunos tramos. Con abrazos y besos en la mejilla en otros, donde nos encontramos conocidos a quienes habíamos imaginado ver ahí, y otro tanto de jóvenes, adultos y niños que quizá, nunca han sintonizado el 100.3 de FM, la razón del concierto.

El gusto se ve en varias personas, que desde lo lejos se gritan y se dan un entrañable saludo, como si desde hace mucho no lo hubieran hecho.

Hay a quienes se les juntan los conocidos, y tienen que esperar turno para saludar, luego se presentan unos con otros, y así, se entra en la dinámica común de la ciudad de Guadalajara que se rige por la premisa del “todo mundo se conoce”.

CONTINUARÁ…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s