Un paseo por Plaza liberación

Por: Patricia Ávila
 

Foto: Patricia Ávila

 

Plaza liberación es punto de encuentro tanto para tapatíos como para turistas, en una tarde ordinaria se pueden apreciar familias completas, parejas, grupos de amigos y hasta gente solitaria caminando a lo largo de la explanada custodiada por Miguel Hidalgo.     

Foto: Patricia Ávila

 

 Un recorrido por la plaza incluye (si uno los desea) una bolsa de papas fritas con chile y limón, que se obtiene con algún vendedor ambulante de los que cargan sus productos en una caja de cartón y se encuentran por todo el centro, la caminata también puede incluir una boleada de calzado con alguno de los boleadores ubicados alrededor de la plaza, dispuestos a ofrecer sus servicios a quienes deseen una pulida para sus zapatos.   

Foto: Patricia Ávila

 

No faltan los comerciantes que venden todo tipo de juguetes que llaman la atención de los niños, y que con un poco de persuasión logran que los adultos que los acompañan les compren jabón para hacer burbujas, globos, pelotas de goma, o artefactos que al presionar un botón lanzan luces de colores. Un fotógrafo camina alrededor de una de las fuentes a la espera de alguien dispuesto a pagar por una foto, lo cual resulta complicado, pues la mayoría de los caminantes toman fotografías con su propia cámara digital.      

Foto: Patricia Ávila

 

    

Un poco de historia   

Plaza liberación es una de las cuatro plazas que forman la cruz que enmarca la catedral de Guadalajara, se encuentra entre las calles Hidalgo, Morelos, Liceo y Belén, está custodiada por los algunos de los edificios más representativos del centro histórico de la ciudad: el Palacio de Gobierno, la Catedral, el Teatro Degollado, el Museo Regional y el Palacio Legislativo. Durante el periodo de gobierno de Jesús González Gallo se le invitó al arquitecto Ignacio Díaz Morales a elaborar la cruz de plazas, entre 1948 y 1952 el arquitecto Morales diseñó las dos fuentes que adornan la también llamada plaza de los tres poderes o plaza de las dos copas haciendo referencia a éstas fuentes colocadas a los costados de la explanada.   

Foto: Internet

 

 Otra de sus características, es el monumento que representa la abolición de la esclavitud: una estatua de cuatro metros de altura de Miguel Hidalgo sosteniendo entre sus manos una cadena rota.  

Foto: Patricia Ávila

 

La plaza de las dos copas, ha sido más que un espacio para dar un paseo, pues se ha utilizado como sede de eventos culturales como conciertos y exposiciones. En mayo de este año sirvió como escenario para la parte musical del festival cultural de mayo, así como para el festival viva el tequila en marzo del 2009.  

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s