Joven, ¿a ti porqué te gusta la Lucha Libre?

Por:  Alejandra Pedroza Marchena 

Cada uno deja su historia y su contexto para adentrarse en la función, donde se forma un comunidad de admiradores y pasiones. 

Foto: Alejandra Pedroza Marchena

 

Luego de la función, regresa a su casa y logra que su ánimo sea relajado, olvida el trabajo y las dificultades.  Así es cada semana, espera con ansias el domingo para hacer a un lado las presiones y disfrutar de la emoción que la Lucha Libre le brinda. 

Marco Godínez tiene 28 años y desde niño carga este gusto: “Empecé viéndola en la tele, después mi papá me llevaba, pero nadie me influenció”.   Supone que su admiración inició por los luchadores “por ver lo cuerpos fuertes arriba del ring, para mí era como algo inalcanzable”. Hasta la fecha guarda la satisfacción de ser un espectador más, admira el trabajo de rudos y técnicos,  aunque admite ser del público tranquilo y respetuoso. 

Caso contrario es el de Nayeli, joven de 18 años. Ella va a las luchas a gritar. Chinga a tu madre es de sus frases más frecuentes, también papasito “porque están bien guapos” confiesa. Ella tiene diez años de gusto por la Lucha Libre, inició gracias a su mamá que la llevaba, ahora va sola y todos los domingos espera dos horas en fila de la Arena Coliseo para comprar sus boletos. 

“Ahora me gusta más porque le encuentro la parte de las antagonías que hay entre buenos y malos,  y creo que eso tienen que ver con nuestra asimilación de la sociedad”. Explica José Alvarado (27 años) otro aficionado a la lucha al que también le gustaba desde pequeño, pero cuanta, antes era una cuestión más fantástica, ahora lo compara con la realidad social.  José como espectador desfoga sus tensiones y en ocasiones grita majaderías motivado por los ruidos de otros. 

Carolina Sandoval tiene 26 años y  los últimos seis ha asistido constantemente a la lucha. Explica que en la Arena Coliseo, el día que van más jóvenes es el martes, “es más social, de echar relajo, vienen más jóvenes y no siempre se puede apreciar la labor de los luchadores. El domingo en cambio, es un ambiente más familiar”. Carolina desde chica veía a los luchadores como súper héroes y ahora admira demasiado la capacidad que tienen para resistir el dolor. 

Foto: Alejandra Pedroza Marchena

 

Estos cuatro jóvenes, además de que su deleite por la lucha libre comenzó desde la infancia, ¿qué otras características tienen en común?. 

Al respecto explica el Dr. Antropólogo Eliseo López Cortés: “Se identifican con ese ambiente, sienten la adrenalina, y sienten alter egos en los luchadores”, agrega que quienes comparten el gusto por la lucha libre, también comparten un temperamento agresivo, el cual se refleja en la lucha. 

Por su parte, el Dr. Sergio Sandoval, especializado en sociología,  comenta que a los jóvenes  y adolescentes les gusta la lucha libre  “pues por definición están buscando una identidad, es fácil que se enganchen de la figura del luchador o de la luchadora porque es lo más cercano en este mundo terrenal a un semidios, a un héroe”. Además explica que el joven tiene fuerza, vigor y energía, al identificarse con los luchadores, que también tienen estas cualidades, imaginariamente está siendo lo que no es. 

Carolina, José Nayeli, Marco y muchos otros jóvenes aficionados a la Lucha Libre podrán coincidir en su gusto desde la infancia, en ver como héroes a los luchadores; también como afirman los académicos, quizá guardan admiración de lo que se quiere ser,  así como agresividad. Lo que es un hecho, es que al momento de los golpes y los gritos, los jóvenes, los adultos y los niños abandonan los cuestionamientos, cada uno deja su historia y su contexto para adentrarse en la función, donde se forma un comunidad admiradores y pasiones, sin preguntar porqué el gusto, sólo sentirlo.

Anuncios

3 pensamientos en “Joven, ¿a ti porqué te gusta la Lucha Libre?

  1. a mi me gusta la lucha porque es un gran espectaculo teatral, acrobatico, deportivo y social.
    Que las peleas sean arregladas no me importa, siempre y cuando sean emocionantes, ver los cuerpos trabajados lanzarse por los aires sin preocuparles que cualquier error de coordinacion de su rival lo puede dejar paralitico, rudos confian en tecnicos y viceveras, pero se agradecen a cachetadas y a pesar de la rivalidad se respetan en medio del relajo en donde el publico y el folclor aporta muchisimo, de chico me gustaba ver las luchas en la tele y las peliculas de luchadores, era una fantasia entonces, ya que creci fui a mi primer lucha en vivo y la percepcion ya habiada cambiado, ya no los veia como heroes y la fantasia se termino muchos años atras, pero la realidad me fascino, la interaccion entre el publico, rudos contra tecnicos, fresas contra probes, todos se burlan de todos y el espectaculo no se queda solo en el cuadrilatero

  2. Muy interesante la otra parte de la lucha libre “el público” =)
    De pequeña la lucha libre me llamaba la atención pero dejé de tomarle importancia… ahora por Tiempos de Enfoque en especial por Tino, le he tomado cierta atención… cualquier tema sobre lucha libre estoy atenta.
    Buen tema porque explica varias aspectos de la vida cotidiana…
    Felicidades por la nota! =) saluditos.

  3. Juanito y Viri

    No dudo que a ustedes como a muchos otros jóvenes les guste en la actualidad porque tuvieron antecedentes con la lucha libre. Lo importante es que no cuestionan, sólo sienten. No desagradan, observan. Y dejan que su gusto por la lcuha culmine en una buena tarde de risas y emociones. Quizá como dicen los académicos, se deba a búsqueda de identidad o agresión. ajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s